El supermercado Aldi genera electricidad a partir de restos de alimentos con las cajas paletas plásticas Dolav.

Los residuos de alimentos son inevitables. Aldi cuenta con más de 500 tiendas, que al igual que todas las demás, debe manejar eliminación de residuos de alimentos. Cuando es posible, Aldi dona los alimentos que todavía son adecuados para el consumo humano a la caridad FareShare. Es inevitable que parte de los alimentos no se puedan consumir porque ya pasó su fecha límite de consumo y Aldi recolecta estos residuos de alimentos para fabricar biogás para generar energía eléctrica para la red nacional. Después de un ensayo piloto el año pasado, dirigido desde el centro de distribución de Atherstone, Aldi amplió su programa a nivel nacional después del lanzamiento en marzo de 2013.


Las cajas paletas plásticas Dolav se utilizan para transportar los residuos de alimentos de vuelta a los centros de distribución de Aldi y se cargan con un montacargas a remolques. Cuando están completos, los remolques llevan la carga a un centro de desempaquetado y los residuos de alimentos entran a un digestor anaeróbico. Ahí, se fermentan para lograr biogás y los residuos se utilizan como fertilizante agrícola. Para Aldi, hay un costo asociado con este proceso. Tiene responsabilidad ecológica y contribuye al objetivo de Aldi de lograr su objetivo de no generar vertederos. 

Aldi Dolav 6
Dolav en el centro de distribución de Aldi
Aldi Dolav 28 1
Levantamiento de Dolav



Aldi retira los residuos de alimentos diariamente. Los vehículos de abastecimiento entregan todos los días contenedores Dolav vacíos con revestimiento de polietileno. Los almacenes colocan sus residuos orgánicos en estos contenedores Dolav vacíos que regresan en el viaje de ida y vuelta de los vehículos de abastecimiento. Hay cuatro contenedores Dolav en cada tienda del Reino Unido, lo que representa una “flota” de alrededor de dos mil cajas paletas Dolav en circulación cada día. 

Aldi Dolav 46
Vertido de Dolav



Aldi utiliza el tamaño de paleta Euro Dolav 800 x 1200. El portavoz de Aldi dijo: “Como minoristas responsables, siempre buscamos maneras continuar con acciones ecológicas. Las cajas Dolav son sólidas y no tienen fugas, su lavado y mantenimiento es muy sencillo. Son robustas, el diseño de molde de una pieza modular significa que no se rompen y el tamaño de paleta Euro se ajusta a nuestros sistemas”.